Blog
Missatge de marketing

¿Se entiende tu mensaje?

Crea tu mensaje en 4 pasos

Yo no sé japonés, pero me ha quedado clarísimo lo que se vende en esta parada.

Así de fácil. El marketing consiste en dar el mensaje más claro y comprensible posible para nuestro cliente.

Toda empresa pasa por etapas evolutivas donde su mercado objetivo cambia, o decide tomar otro rumbo, o amplía sus segmentos. La web debe evolucionar al mismo ritmo que la empresa y se debe re-enfocar hacia los nuevos propósitos. Ya puedes estar haciendo una labor comercial espectacular: viajando por el mundo buscando distribuidores, participando en ferias y haciendo mil acciones. Si tu web no transmite lo mismo que tú, lo único que consigues es despertar desconfianza.

Si ha llegado el momento de hacer algún cambio sustancial en tu web, ante todo, HAZ UN EJERCICIO DE MARKETING. Te propongo lo siguiente:

1. Crea una imagen de tu cliente ideal

¿A quién quieres llegar ahora? ¿Quién es tu cliente ideal, ahora?

Piensa en sus intereses, su edad, su situación laboral, su estado civil, ¡todo! Ponle un nombre y una cara, seguro que tienes en mente aquel cliente que ya has tenido alguna vez y que te encantaría volver a tener.

2. Define en una frase concisa cuál es tu producto / servicio

Dile muy claramente qué ofreces, qué haces. Nada de “construimos sueños”.

3. Dile qué le das tú que no le da otro

Han cambiado los estilos de comunicación. Los usuarios nos hemos vuelto en general muy escépticos y ya no nos valen mensajes del tipo “somos los mejores”, “somos los más rápidos”, “tenemos la mejor maquinaria” bla-bla-bla. En lugar de decirle a tu cliente lo fantástico que eres o lo bien que lo haces (que nadie duda de que así sea), dile a tu cliente exactamente en qué le beneficiará tu producto/servicio. Y, además, díselo con sus palabras, como si salieran de su boca.

4. Y ahora, inserta las palabras mágicas en tu web

Cuando hayas decidido qué mensajes le debes dejar muy claros a tu cliente ideal, ponlos estratégicamente en la página de inicio. Debe haber un par de frases de no más de 3-4 líneas que resuman tu producto y los beneficios que le aportas a tu cliente ideal. Como estas frases hablarán el idioma de tu cliente, él las captará enseguida. Recibirá un impacto preciso en el hipotálamo y reaccionará impulsivamente. La reacción principal que buscamos es que se esté más de 2 minutos navegando por la web y visite al menos 3 páginas o secciones.

Consulta la guía: Cómo tener una página de inicio súper eficaz para saber cómo colocar las frases estratégicamente. Te la puedes descargar gratuitamente.

Con ello, ya hemos dado el primer paso para que un visitante comience el proceso metamórfico de convertirse en cliente.

En este artículo te contamos en 10 pasos como tu web puede trabajar para ti y participar en esta metamorfosis.

¿Y tú? ¿Aplicas el marketing en tu comunicación? ¿Tienes claro que hay algo de tu web que deberías cambiar? Cuéntanoslo en los comentarios, y seguro que te podremos ayudar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *