Blog
Web d'hotel eficaç - Sokvist

Fórmula de una web de hotel eficaz

Buenas fotos/vídeos + Textos eficaces + SEO + Marketing

Aquí la tienes. Ésta es la fórmula para que tu web también te ayude a vender más habitaciones y servicios:

1- Material gráfico de calidad profesional… y emocional

Lo de “me encanta la fotografía y ya haré yo las fotos” o “tengo un amigo que hace unos vídeos súper chulos” no cuela si quieres dar la impresión de ser un negocio serio y profesional. Si eres el primero que no valora el trabajo de un fotógrafo profesional o un técnico de vídeo, ¿por qué tus clientes van a valorar la profesionalidad de tu servicio? Además, no se trata sólo de que tengas una cámara réflex. También se trata de que seas muy consciente de las emociones que transmite tu material gráfico. Ahí radica la gran diferencia entre un profesional y un aficionado. Si eres del sector hotelero, tú sabes que trabajas con material sensible, con emociones, con sensaciones y experiencias que tus clientes sienten en su piel. Debes ser muy cuidadoso con lo que transmites. Y, ojo, no te conformes con fotos descriptivas, un salón demasiado vacío, un restaurante sin ni una alma, una habitación que parece de catálogo pueden causar una sensación de frialdad que al usuario no le apetece sentir. Pídele al fotógrafo que llegue a otro nivel: al de las fotos emocionales que transmitan sensaciones positivas, que incluyan modelos o elementos que denoten “que hay vida”. Si no conoces a nadie que trabaje a este nivel, contáctanos.

Web d'hotel eficaç - Sokvist

¿Habías pensado en un vídeo?

¡Pues más de lo mismo! Necesitas un profesional que sepa sacar lo mejor de tu espacio, que transmita el mensaje que tienes. Además, actualmente es posible insertar vídeos en el código de programación web sin que se vea perjudicado el pagespeed (el tiempo de descarga) ni el SEO. Son detalles que hay que tener en cuenta. Hay que vender emociones, sí, pero la emoción que se genera cuando tienes que esperar 7 segundos, móvil en mano, para ver la web, no es precisamente positiva. No le hagas eso a tu cliente.

2- Un texto comercial no es “vender la moto”

Bienvenido al mundo del Copywriting. Es una disciplina que hasta ahora sólo tenían en cuenta los departamentos de marketing de grandes multinacionales. Ellos siempre han sabido lo importante que es esta tarea y son capaces de pagar sueldos altísimos a los buenos copywriters. No, no se trata de dominar técnicas lava-cerebros. Se trata de tener muy claro para quién es nuestro producto/servicio y saber expresarlo con las palabras adecuadas y en el momento adecuado, para que llegue al cliente que buscamos. Es una ciencia bastante exacta con resultados tangibles.

Ya no valen las redacciones escolares para llenar tu web. Escribe los textos con intención. Identifica a tu cliente ideal, dirígete a él de la forma que mejor te entienda y háblale de lo que le interesa… a él-tu cliente, no a ti.

Si no sabes por donde empezar, disponemos de un mini-curso de Copywriting para que en 4 módulos saques al/la comunicador/a que hay en ti (de momento lo tenemos sólo en catalán).

3- ¿Qué Palabras Clave indexarás?

Las palabras clave son las de tu cliente, no las tuyas. Es decir, investiga y encuentra qué palabras usa tu cliente para describir el servicio/producto que desea comprar. A muy grandes rasgos, Google es un robot que casa ofertas y demandas y las une por la coincidencia de las palabras. De ahí que las palabras que unen lo que tú ofreces con lo que el cliente busca sean palabras clave. Si tu cliente busca “cursos”, usa en tus textos la palabra “cursos” no “formaciones”. Si tu cliente busca “vacaciones con niños” de nada sirve que en tus textos digas “actividades para menores”. Existen muchos softwares que te ayudan a hacer listas de palabras clave. Ya casi ninguno es gratuito, pero vale la pena pagar.

Conoce tus palabras clave para ayudar a posicionar tu web y úsalas en todos tus canales online. Si no sabes cómo hacer esta lista: contáctanos.

4- ¡Muévela!

Antes de poner el proyecto en manos de un diseñador web, debes tener claro cuál va a ser el trabajo de tu web una vez publicada, pues de eso depende que el diseño y la programación sean de una manera o de otra.

Tal vez sólo quieres que sea una “presencia inmovil”, un catálogo online que muestre tu hotel, y punto. Si es así no vas a necesitar, por ejemplo, un gestor de contenidos.

Si quieres que tu web sea una herramienta comercial para vender tus habitaciones, ¡tendrás que moverla! Necesitarás:

  • un gestor de contenidos dinámico
  • un blog de novedades que sirva de punto de partida para difundir tu comunicación en todos los canales.
  • un motor de reservas fácil de manejar
  • una sección dinámica de ofertas, enlazable con el motor de reservas
  • un lugar donde mostrar opiniones de clientes satisfechos…

Además, deberás integrar la web en un plan estratégico de marketing que incluya varias disciplinas: email marketing, redes sociales, blogging, linkbuilding. Alguien tendrá que ocuparse de ese tema ¿Vas a ser tú? ¿Vas a contratar a un profesional? Antes de embarcarte en un proyecto web, pregúntate para qué la vas a usar.

Web d'hotel eficaç - Sokvist

BONUS:

5- El recorrido del cliente hasta que compra

Cuando el cliente oye tu llamada es porque has llegado de alguna forma a su universo: mediante tus publicaciones regulares en redes sociales, mediante anuncios patrocinados, mediante la ayuda de un blogger influyente que habla de tu hotel, mediante tu participación en algún evento, mediante un newsletter que le has enviado directamente… Todas estas acciones deben formar parte de tu Plan Estratégico de Marketing que trataremos en otro post, porque tiene mucha miga.

Según nuestra experiencia haciendo webs para hoteles y analizando datos de sus cuentas de Google Analytics, éste es el camino que hace de media un cliente desde que aterriza en tu web hasta que hace la reserva:

  1. Cuando el usuario llega a tu web, lo primero que captará su atención son las fotos. Se hará una primera impresión y decidirá si vale la pena dedicarte unos minutos más.
  2. Si le gusta lo que ve, buscará el mapa de localización para empezar a calcular los kilómetros de distancia.
  3. Consultará en la página de ofertas para ver si hay alguna que le encaje.
  4. Echará una ojeada rápida al blog de novedades para ver “el ambiente”. Si los eventos que publicas están alineados con tu mensaje todo estará bien. Es decir, si te posicionas como hotel familiar y en tu blog publicas noticias de mega-fiestas discotequeras, el usuario descartará la idea de pasar unos días de relax con sus hijos pequeños. Y viceversa.
  5. Irá a buscar las opiniones. Tal vez las tengas todas en TripAdvisor, en Facebook, en Booking, etc. Intenta tener algunas visibles en tu propia web para que el usuario no se vaya y se le olvide volver…
  6. Le has convencido, todo es coherente. Las opiniones te avalan. Además le has dejado muy claro que tiene premio si hace la reserva en tu web.
  7. Entrará en el motor de reservas y se convertirá en cliente, si se lo pones fácil.

Resumiendo

Ésta es la fórmula para que tu presencia online dé resultados tangibles: MATERIAL GRÁFICO DE CALIDAD + COPYWRITING + SEO + MARKETING.

¿Quieres vender más?

¡HABLEMOS! Consulta nuestra promoción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *