Blog
Productes 5 estrelles - Webs 5 estrelles

Productos 5 estrellas – Webs 5 estrellas

Obsolescencia en internet

Sí, muchas empresas aún les sorprende que la tecnología Internet cambie tan deprisa, que lo que hace tres años era la nueva tendencia y la última moda, ahora no sólo se ve anticuado, sino que funcionalmente también ha quedado obsoleto. El término “obsolescencia” es un atributo inherente en los productos internáuticos (webs, aplicaciones, redes sociales, etc.).

En nuestro camino evolutivo hacia la integración de los productos internáuticos como parte esencial de la empresa, ya todos tenemos claro y asumido que nuestra empresa debe disponer de una web que represente la firma o los productos en internet. Tenemos claro que si queremos apoyar a nuestra fuerza comercial, es imprescindible estar presente en internet. Sin embargo, todavía hay muchos niveles de presencia en internet que conviven en la red. Hay a quien le basta con tener una web-catálogo que únicamente muestre el producto y hable, unilateralmente, de la empresa. Hay quien nada mejor en el medio internáutico y se atreve a tener una web 2.0, es decir, que interactúa online con el usuario-cliente. Hay quien basa su fuerza comercial en las visitas comerciales “puerta a puerta”, dejando tarjetas de visita, catálogos y llamando de vez en cuando haciendo un seguimiento al posible cliente, y hay quien, además, mantiene una comunicación directa y constante con el cliente (captado y no captado) mediante publicaciones en el blog, proponiendo eventos online, permitiendo que los usuarios publiquen su opinión y resolviendo críticas o quejas en tiempo real y ante “todos”. Pero la Web 2.0 es un tema que merece un capítulo monográfico y hablaremos más adelante. Empezamos por la base.

“Mi cuñado es informático”

Lamentablemente, todavía hay muchas, muchas empresas que no prestan atención a la correlación CALIDAD DEL PRODUCTO / SERVICIO – IMAGEN EN INTERNET. Todavía hay empresas que ofrecen productos o servicios de lujo, de alto valor añadido, de altísima calidad, pongamos por ejemplo un hotel de 4 ó 5 estrellas, que tienen clarísimo que el restaurante debe estar en manos de un chef profesional, que la decoración merece una inversión importante, que la recepción debe estar encabezada por profesionales que hablen al menos 3 idiomas. En cambio, dejan la web en manos de “amigos informáticos”, “sobrinos que saben mucho de esto del internet”, o bien “hay plantillas gratuitas para hacerte una web tú mismo en tres pasos”.

Todavía no tenemos claro que la imagen que ofrecemos en internet es realmente condicionante a la hora de que un internauta que quiere hacer una escapada rural elija nuestro hotel y haga la reserva desde su móvil. Condicionante quiere decir, en sentido binario: nos elige o nos descarta. O bien hemos captado un cliente nuevo (con todo lo que ello conlleva: que repita en el futuro, que nos recomiende, etc.), o bien hemos perdido un posible cliente. Es una decisión que se toma en un instante bastante breve, y se toma en base a la imagen que el establecimiento tiene en internet. Por lo tanto, vayámonos haciendo a la idea de que vale la pena poner la web en manos de un diseñador-desarrollador web profesional. Y no sólo eso, vayamos haciendo el ejercicio de asumir que la inversión en imagen en internet debe ser una partida habitual en el presupuesto anual de una empresa. Lamentablemente, una web que ya tiene 3 años, hoy es del todo obsoleta. Y la web que hemos actualizado en 2014, posiblemente el 2017 volverá a ser obsoleta. Es una inversión que debemos amortizar en un máximo de dos o tres años, pero también debemos tener en cuenta el alto rendimiento que puede dar una web actual, bien hecha, bien posicionada, bien diseñada y atractiva, tal como el servicio excelente o el producto de altísima calidad que muchas empresas ofrecen a sus clientes.

He aquí como Un Producto 5 estrellas, merece una Web 5 estrellas

Este es un ejemplo de una empresa italiana, productora de ciruelas secas, con una alta autoestima.

Monteré

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *